Últimos artículos publicados en Material de consulta:

El cielo del Norte en los mundos antiguos

El cielo del Norte en los mundos antiguos

En un tiempo fuera del tiempo, quizá… una barca llega de lejos… en la orilla, un hombre se ha dormido. En la madrugada, un rayo de sol se posa sobre su rostro y lo despierta de nuevo a la vida. Nuevo día, nuevo ciclo, el ciclo del Sol reemplaza al ciclo de las estrellas, punto de referencia, pilar del tiempo por fin mensurable.

Todas las tradiciones han venerado al astro del día. Desde siempre los hombres han levantado los ojos hacia el cielo para fijar el ritmo de su propia vida, reconocerlo y señalarlo sobre la tierra.

Callanish

Callanish

Gerald Ponting creció en el pueblo de Breamore, Hampshire (Inglaterra), donde su padre tenía una pequeña granja dedicada a la producción y venta de leche fresca. Durante los años 50 asistió a la Bishop Wordsworth’s School, en Salisbury (Inglaterra). Posteriormente se tituló en Zoología por la Universidad de Southampton y después en Magisterio por la Universidad de Leicester. Impartió Biología y Ciencias Generales en diferentes escuelas secundarias próximas a Ipswich. También fue miembro activo del movimiento por la conservación de la naturaleza en Suffolk.

En 1974, Gerald se mudó con su familia a la Isla de Lewis en las Hébridas Exteriores, Escocia, instalándose en una pequeña granja dedicada a la cría de animales y a la producción de hortalizas y heno. Al mismo tiempo, Gerald trabajó como maestro a tiempo completo en Stornoway. También dedicaron gran parte de su tiempo a la arqueología amateur, en especial al estudio de las piedras erguidas de Callanish. Dos años después de su llegada a la isla escribieron y publicaron su libro "The Standing Stones of Callanish".

Gracias a su continuada investigación en Callanish, en 1978 el Príncipe de Gales les otorgó un Premio en Arqueología y fueron invitados como delegados a diversas conferencias arqueológicas. En 1984, Gerald fue invitado a dar una conferencia en EE. UU., y presentó su libro "The Stonehenge of the Hebrides" en diferentes centros, incluidos la Universidad de Harvard y el Instituto Smithsoniano.

Poco después Gerald abandonó la Isla de Lewis para regresar a Hampshire. Mientras tanto su ex-mujer, ahora la Sra. Margaret Curtis, permaneció en la isla para dedicarse al estudio de la arqueología local. No mucho después de su regreso a Hampshire, Gerald conoció a su segunda esposa, Liz. Tras su regreso a Hampshire, Gerald continuó impartiendo Biología y Ciencias. En 1992 se jubiló anticipadamente, pudiendo ampliar sus actividades como conferenciante, escritor y editor. También trabajó durante algunos años como guía turística. Entre otros de sus intereses destacan la fotografía, la escritura, los viajes al extranjero, la jardinería y el teatro.

El viaje de las almas entre el Cielo y la Tierra, según Porfirio

El viaje de las almas entre el Cielo y la Tierra, según Porfirio

En su obra “La Gruta de las Ninfas”, el escritor y filósofo Porfirio (s. III) comenta unos breves versos escritos por Homero –más de mil años antes- en la “Odisea” (canto XIII, versos 102 al 112) en los que describe alegóricamente la “gruta de las Ninfas” de la isla de Ítaca, en relación al descenso de las almas a la Tierra.

La señal del zahorí

La señal del zahorí

El artículo que compartimos aquí fue publicado en castellano en el número 7 de la revista mensual "Mundo Científico" (de la desaparecida Editorial Fontalba, 1981), versión en español de la revista francesa "La Recherche", entre 1981 y 2003, en la que publicaron sus trabajos los más prestigiosos científicos franceses, como los premios Nobel François Jacob o Jacques Monod.

Raoul Vergez y el Compañonage (I)

Raoul Vergez y el Compañonage (I)

Raoul Vergez fue sin duda un autor “muy imaginativo”, como afirma Bastard, y en sus obras se mezclan ciertamente el relato novelado con datos verificados y hechos legendarios provenientes de la Tradición, que habría que tomar como tales. Sin embargo, nos parece que, por sorprendentes que puedan parecer algunas de sus afirmaciones, merecen ser revisadas y consideradas “entre líneas”. Un simple repaso a las personas y circunstancias que rodearon su vida y su obra puede servir para intuir que tuvo sobradas ocasiones para poder contrastar sus opiniones e informaciones.